Blogia
Letras desde Cazarabet

LO NUEVO DE JORGE MARTÍNEZ REVERTE.

CRÓNICA DE UNA REVUELTA SILENCIOSA Y DE UNA REVOLUCIÓN POR JORJE MARTÍNEZ REVERTE

 

El escritor Jorge Martínez Reverte ha escrito un libro sobre las huelgas mineras de 1962 en Asturias. Se trata de un ejercicio de periodismo espléndido y de una larga crónica que se convierte en un libro de temática social inspirado en una revuelta que puso en jaque muchos de los pilares de una dictadura que se resentiría de este episodio, casi sin darse cuenta por su prepotencia, pero cambiaron muchas más cosas tan importantes como decisivas dentro de la sociedad y del movimiento obrero. Para Martínez Reverte, esto "cambió el movimiento obrero" y para muchos trabajadores del país Asturias, todavía hoy, es un referente. El libro es para no perdérselo por su rigo y por ponernos relatarnos aquellos días con una elegancia periodística más que elocuente, se trata de:”La  furia y el silencio”.

Reverte ha escrito ya varios libros sobre la historia reciente de nuestro paíspero es después de su trilogía sobre la Guerra Civil Española( La batalla de Madrid, La batalla del Ebro y La caída de Catalunya)  cuando se decide a “atacar” otro frente…y Asturias es el escenario elegido. Es así cuando aborda este momento trascendental para el movimiento obrero, él mismo cataloga a  este momento del siglo XX como "muy importante en la historia de España".

El periodista y escritor  pasó un año recogiendo documentación para luego escribir esta obra. Auténtico periodismo directo que  tuvo que entrevistar "a muchos mineros" y revisar los fondos del Archivo Histórico Provincial, y los de las fundaciones Juan Muñiz Zapico, Primero de Mayo , Largo Caballero y Pablo Iglesias.

Reverte tuvo muchas ayudas, pero destaca  uno que le fue de gran utilidad :el trabajo hecho anteriormente por el historiador Rubén Vega y también por el periodista Francisco González Orejas, director de la Productora de Programas del Principado.

 

Quien ha leído los libros de la “trilogía de la Guerra Civil” sabrá de la “afición” de Reverte con los “partes” de uno y de los otros. Así en la realización de este libro, Reverte encontró cosas tan curiosas como los partes diarios de la Guardia Civil y de la Brigada Político Social durante los meses de abril y mayo de aquel año. La evolución del conflicto desde el punto de vista de las fuerzas “de orden”, fue un buen instrumento para el escritor. Éste declara al respecto: "estos momentos son apasionantes para un historiador. Hay momentos que parece que comprenden a los huelguistas. Casi todos compartían la ideología del régimen, pero se daban cuenta de las salvajadas que se hacían y de cómo estaban sometidos los trabajadores". El momento histórico es para Reverte:”muy peculiar, ya que el régimen estaba intentando entrar en Europa y tuvo cuidado de no recurrir a los métodos más drásticos, aunque queda constancia de muchas brutalidades”.

“La furia y el silencio” es una obra histórica en la que nada se imagina  ni se inventa, pero la expresión y la forma de “explicar” que tiene Reverte la convierte en una obra que llega a entretener como la trama de cualquier novela. Se trata de un libro de casi 300 páginas, fácil de leer y ameno en donde , según Reverte, siempre hay cosas que “se descubren”, así Reverte  se da cuenta de que en ese momento había divisiones en el seno del Movimiento Nacional. Ese fue un momento importante" e influyó en los años siguientes…… también queda más clara la importancia de los movimientos católicos, que luego fracasaron y acabaron en organizaciones clandestinas".

Martínez Reverte declara “entonces se cantaba el Asturias, patria querida como el himno de la libertad en España y que a partir de las huelgas asturianas "cambió absolutamente todo" en el régimen, "aquello rompió la herencia de la posguerra".

La nota triste es que este episodio histórico no puede consultarse en las hemerotecas porque, debido a la censura, los periódicos no pudieron seguir las huelgas, pero la buena nota es que la prensa clandestina se la jugaba al intentar filtrar los sucesos.

En ese momento, "Asturias se convirtió en el centro de la protesta obrera y de la lucha por las libertades. Reconstruir esto, me ha gustado mucho", continúa el escritor, que añade: "Cambió la forma en que la gente de este país se enfrentó a la dictadura".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres